Las piscinas en comunidades de propietarios

Vecinos disfrutando la piscina Comunitaria

Las piscinas son uno de los puntos que mayor controversia provoca dentro de las comunidades de propietarios, y uno de los elementos que tienen que intervenir en la decisión a la hora de comprarse una vivienda. No cabe duda, que los gastos que pueden llegar a tener anualmente, hacen que el recibo comunitario se vea engrosado en gran medida. Ni que decir, que estos gastos se disparan si además de piscinas de verano, la comunidad cuenta con piscina para uso invernal.

Normativa del buen uso de las piscinas

Dependiendo de la comunidad autónoma donde se encuentre la piscina, deberá acogerse a una normativa distinta, que te pueden obligar a disponer de distintos servicios, como puede ser la disposición de uno o varios socorristas, o a llevar a cabo distintas actuaciones.

En el caso de la Comunidad de Madrid, es el decreto 80 / 1998, de 14 de mayo, el que regula las condiciones higienico – sanitarias en las piscinas de uso colectivo. Para el caso de Andalucía, sería el decreto 23 / 1999, de 23 de febrero, el que se encarga de esta regulación.

Dentro de toda esta normativa, encontramos regulación acerca del aforo, de los distintos usos y actividades dependiendo del tipo de vaso…

Gastos de la piscina en la comunidad de propietarios

Dentro del capítulo de gastos de una piscina, el tamaño de la misma y el número de viviendas de la comunidad son elementos a tener en cuenta, ya que pueden incrementar en gran medida los gastos comunitarios. Partiendo de un correcto mantenimiento durante el invierno (o invernaje), que hará que el agua se pueda reutilizar, y evitaremos problemas en el funcionamiento cuando queramos abrir la piscina, pasando por los gastos referentes a productos químicos necesarios, análisis del agua, y como olvidar, a las piscinas que les corresponda, el servicio de un socorrista titulado y cualificado, o bien el mantenimiento de la misma en caso de no tener que contar con un socorrista, y abrir la piscina en las fechas correctas

Problemas frecuentes de convivencia en piscinas comunitarias

Los problemas más habituales vienen dados por la convivencia. Algunos comportamientos en cuanto al uso, el número de invitados, el uso de la piscina fuera de horario, son las quejas que recibimos en algunas ocasiones.
No siempre son frecuentes los accidentes, pero también hay que tenerlo en cuenta. La mejor solución, es contar con un seguro, que puede hacerse cargo, si tuviera que cubrir algún posible siniestro.

Como siempre, la buena voluntad y el sentido común, hacen tanto de las comunidades, de las zonas comunes y en concreto de la piscina, zonas en las que apetecen estar.

Ningún comentario

Añadir un comentario